Vívelo Verde

En estas navidades: San Nicolas en las montañas

Porque no sólo las montañas nos regala sus hermosos amaneceres,

sus bellos paisajes, sus ríos, cascadas, sus pozos azules y profundo, sino que también en ellas habitan gran cantidad de gente humilde de corazón, quienes nos reciben con educación y alegría cada día que vamos a disfrutar de las montañas. Un caluroso recibimiento, el cual debemos valorar todos nosotros los grupos de senderistas, deportistas, ciclistas de montañas.

Este domingo hicimos nuestra acostumbrada caminata desde bien tempranito hacia el pozo La Olla, disfrutamos de un refrescante baño en sus cascadas y chapuzones en el profundo pozo y al ver la hora de media mañana nos dirigimos a la comunidad de Camoruco donde habíamos quedado en encontrarnos los grupos de Cocodrilo Bike, Caminos Verdes, Mapale Bike y nosotros de Vivelo Verde.

 

Les quisimos dar una sorpresa a todos los niños de la zona, mi equipo y demás grupos nos pusimos de acuerdo para que cada quien colaborara y así hacer de este ameno encuentro una gran sorpresa, un día lleno de alegría para esos niños.

Cada quien puso su granito de arena para llevar brinca brinca, cotufas, choripán, tortas, refrescos, payasos, pinta caritas, música y hasta el mismo San Nicolas llegó en bicicleta para alegrar más ese momento.

Nuestros buenos amigos de Caminos verdes aportaron un toldo llenos de cotillones de juguetes para todas las niñas y niños de la comunidad. La sorpresa que se llevaron todos esos niños cuando entraron a la casa del Sr Elio, quien fue que nos prestó su casa para esta actividad, y gran sorpresa para nosotros al ver todos esos ojitos que se agrandaron por la impresión de ver todo aquello,  fue sensacional verlos contentos y decirse uno a los otros “hay regalos, mira el payaso, los brinca brinca” y correr alegremente hacia dónde estaba el Payasito para escucharlo.

Tanta alegría para nosotros los senderistas y los ciclistas de montaña nos llegó al alma, fue un día de un radiante sol, el río estaba espectacular, las cascadas, los pozos estaban mas azules que nunca. Fue espectacular ver a esos niños llenos de alegría,  la mayor satisfacción de nosotros compartir con todos ellos, servirles como ellos nos sirven a nosotros cada vez que vamos y con alegría no saludan.

Nosotros también podemos hacer por ellos, espero que no solamente sea aquí en esta comunidad  del estado Lara sino que también sea en todas las montañas venezolana, que todos los grupo de senderistas y ciclistas de montañas también hagan esta actividades, agradezcan a toda esta humilde gente que con amor  nos atienden. Ellos son parte de la montaña y todo lo que es montaña nosotros amamos y debemos cuidar.

Gracias por visitar mi blog.

Que Dios me los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *