Vívelo Verde

Páramo La Culata, ruta Pan de Azúcar en Mérida, Venezuela.

A pocos minutos de nuestra querida Mérida nos encontramos con el bellísimo Páramo de la Culata. Desde que uno sale de la ciudad se empieza a disfrutar del extraordinario paisaje, de las bellas casas típicas de la zona, de agradables sitios donde disfrutar ricas comidas y de un clima bastante agradable. Toda la trayectoria, aunque corta, es realmente placentera.

La luz brillante del día, la neblina, la degradación de verdes de sus montañas y las pintorescas casas de la zona hacen que partes del trayecto sean mágicos, presentando imágenes de ensueño. Estos hermosos parajes merideños transmiten claramente la grandeza de las tierras andinas. Donde las inmensas montañas yacen imponentes, dominando el paisaje lleno del espectacular verdor característico de la zona.

Como Llegar

Una vez en el Terminal de Autobuses de Mérida, al frente del mismo está la Av. Las Américas y se toma un bus que vaya para el casco central de la ciudad. Los buses pasan cerca de la Plaza Bolívar de Mérida donde está su hermosa Catedral y la Gobernación del Estado. En la Av. 2 con Calle 19 sale el Bus para la Culata (hay que asegurarse que sea el que diga El Valle-La Culata, el que llega al final de la carretera) que sube por el hermoso Valle de San Javier y su ultima parada es en la entrada del parque, donde está el inicio del sendero a 2.950 msnm de altura!!! Si es en vehículo particular, en la carretera trasandina, se debe desviar en la Vuelta de Lola rumbo al Valle de San Javier.

Inicio del ascenso

En la entrada del parque se puede comprar algunas cosas que hagan falta en la bodega que está en la esquina. De aquí parte un camino amplio de tierra y con muy poco desnivel hasta llegar al cruce del río, que es buen lugar para adecuar la vestimenta para caminar por el páramo.

Luego del río hay un arco a la derecha y la casa del Guarda Parques donde es recomendable reportarse.

El amplio camino pasa a ser un sendero bastante marcado y hay dos rutas a la izquierda por una corta pero fuerte subida y el otro a la derecha bordeando la cresta hasta llegar a un plano donde hay una naciente de un río y un buen sitio para acampar.

Después de caminar un rato por el plano hay una fuerte subida y al final de la misma se puede apreciar abajo el río Mucujún y parte del Valle El Muerto (llamado así porque ahí murió un joven de hipotermia), bajando al valle se llega al Refugio 1 que está al lado del río.

De aquí el camino va por el lado izquierdo del río y por una suave pendiente, de pronto en una curva, el valle se amplía y se puede apreciar toda la belleza del páramo con algunas vacas y caballos pastando a lo largo del valle. Unos 30 minutos de fácil caminata y se llega al Refugio 2, que es una casita hecha de piedras y es el sitio ideal para acampar, porque es un sitio amplio, está cerca del río y también su altura es ideal para ir aclimatándose y seguir subiendo al día siguiente.

Pico Pan de Azúcar

Saliendo del Refugio 2, se sube por el valle rumbo a nuestro próximo destino Barro Negro. Siguiendo el camino de ascenso se llega a la Cascada El Duende que queda al fondo del valle por el que se venía caminando, aquí también se puede montar campamento cerca de la cascada.

El camino a Barro Negro continúa por la izquierda donde hay un letrero señalando “Pan de Azúcar”.

Al comienzo es suave, pero luego de cruzar un pequeño río toma inclinación y es bastante fuerte ¡hay que tomárselo con calma! Al llegar arriba se encuentra Barro Negro que es una explanada donde si se mira a la izquierda se puede apreciar el imponente pico Pan de Azúcar y a la derecha se encuentran los sitios de acampada con una toma de agua cerca.

Este campamento es más frío que en el Refugio 2 y corre más el viento. El camino inicia en La Ventana y se adentra con la presencia de los frailejones gigantes ¡más de 2 mts de altura!

Y aunque no pudimos hacer cumbre porque la ruta era ida por vuelta, ya nos estaba agarrando la hora de devolvernos, pudimos llegar a la base del pico Pan de Azúcar y apreciar la cumbre desde allí .

Fue una divertida ruta de 9 horas, con un espectacular clima que variaba entre los 5º y 12º ,  1 hora y media de descanso en 10 kilometros de ida y 10 kilometros de regreso, un total de 20 kilometros de recorrido.

Gracias por visitar mi blog, pronto agregaré mas sobre esta maravillosa cumbre de Pan de Azúcar.

Dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *